Me llamo Rocío Segundo. Me considero una investigadora holística que en el 2007 dio un giro a su realidad profesional. Comencé a profundizar en mi autoconocimiento y a formarme en el desarrollo personal y en campo de la salud emocional.

Tras haber trabajado como docente con niños, decidí dedicarme al mundo del Coaching familiar. Formada en la Escuela de Inteligencia elegí investigar más en el ámbito de la violencia familiar, lo que me llevó a estudiar un Máster en Violencia Doméstica y de Género.

Soy responsable, trabajadora, sincera, ordenada, espontánea, sensible pero fuerte, comprometida, fiel, repleta de esperanza e ilusiones; me gusta lo sencillo y natural, y mis valores profesionales residen en saber escuchar, en la honestidad, la pasión y en buscar en los demás compromiso y franqueza.

Me encanta viajar, pasear por la vida de las grandes ciudades, el aroma de mi ciudad natal en primavera, pararme en un acogedor café que invite a conversar, ver series y películas, leer e internet.

Pero lo que de verdad me hace la mujer más feliz del mundo es mi familia. Tengo la inmensa suerte de tener una pareja con la que intento caminar en la misma dirección y lo más importante de mi vida: un hijo maravilloso. Considero que la maternidad te cambia la vida para siempre pero para bien. Cuando miro atrás no entiendo cómo mi vida tenía sentido antes.

Me emocionan las personas que hablan desde el corazón, ver el brillo en la mirada de alguien que ama lo que hace y la satisfacción de ayudar a las personas.

Segura de que la felicidad reside en perseguir sueños, de que equivocarse es el mejor de los aprendizajes, podría escribir un libro con una larga lista de agradecimientos a una realidad en la que me esfuerzo por aportar lo mejor de mí misma.

Cada mañana me lanzo a un nuevo día repleto de objetivos para así seguir siendo fiel a mi anhelo de servir a los demás y cambiar vidas.

 

¡Obtenlo aquí al 50% de descuento!
Ad