Coaching con Inteligencia Emocional para padres, madres y familias:
 
El coaching y las emociones caminan unidas de la mano. No se puede entender un concepto separado del otro, ya que el cómo sentimos y cómo reaccionamos ante nuestros sentimientos pueden determinar el cómo nos comportamos. 
 
Los padres tenemos una gran responsabilidad en la educación de nuestros hijos. Somos un ejemplo a imitar para ellos. Es por ello que debemos tomarnos en serio además de su educación reglada, otro tipo de educación que es igual o más importante que ésta: la educación emocional. 
 
No sólo es importante la Inteligencia Emocional en nuestros hijos; si no que también debemos conocerla, actuar acorde a ella y fomentarla nosotros como padres y madres. 
 
Después de ser padres nos enfrentamos a nuevos retos: 

¿Lo estoy haciendo bien como padre o madre?

¿Qué puedo hacer ante determinados comportamientos de mi hijo/a?

¿Es normal que mi hijo/a no sepa manejar sus emociones?

¿Cómo puedo fomentar algunas cualidades en mi hijo/a?

¿Cómo puedo conseguir que mi hijo/a me haga caso?

¿Hay alguna manera de que mi hijo/a y yo nos comuniquemos mejor?

¿Cómo puedo afrontar los conflictos en casa?…

Estos son algunos de los temas que puede llevar a los padres y madres a recurrir al coaching. Otros padres y madres acuden para aprender a explotar todo su potencial en la educación de sus hijos/as. Sea cual sea el motivo, está claro que el coaching para padres o en familia puede hacer que las relaciones en el hogar sean mejores entre padres e hijos y entre hermanos, además de mejorar notablemente las relaciones con las demás personas de fuera del entorno familiar.

 
Después del proceso de coaching las mejoras suelen ser notables en padres y madres:
  • Se conocen mejor a sí mismos y refuerzan sus valores.
  • Adquieren seguridad a la hora de actuar ante sus hijos/as.
  • Reciben una serie de herramientas para que mejore la comunicación y sus hijos/as colaboren más con ellos.
  • Consiguen unas pautas para aprender a gestionar los conflictos en casa…
Y estas mejoras se acaban viendo en nuestros hijos/as:
  • Aprenden a conocer mejor sus emociones, a expresarlas y gestionarlas. 
  • Se vuelven más responsables, más colaboradores.
  • Adquieren mayores habilidades sociales y de comunicación.
  • Aprenden a resolver conflictos por sí mismos.
  • Consiguen mayor independencia y seguridad… 

 

No esperes más. Reserva ahora sin ningún compromiso una sesión gratuita de prueba conmigo en el email: coachinginterior@gmail.com

 

¡Obtenlo aquí al 50% de descuento!
Ad